Un niño de Benidorm asegura su terapia gracias a tapones reciclados

Leo García Aracil ha recibido un cheque tras conseguir recoger y reciclar 20 toneladas de tapones de plástico.

Leo ha recibido un total de 3.200 euros, una cuantía que asegura sus sesiones de terapia acuática como tratamiento frente a la enfermedad de Hirschsprung, vinculada con el síndrome de Down.

La iniciativa “Tapones para una nueva vida”, impulsada por la Fundación SEUR desde 2011, ha permitido que 189 niños de toda España reciban tratamientos médicos u ortopédicos con una recaudación de 6.542 tapones que equivalen a una cuantía de 1.327.116 euros.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, junto a las concejales de Bienestar Social y Medio Ambiente, Ángela Llorca y Mónica Gómez, junto al presidente de la Fundación SEUR Ramón Mayo y María Teresa Rubio, directora de relaciones institucionales del grupo, han acompañado a Leo en la recepción de su cheque.

Pérez ha querido felicitar al joven por el éxito de la campaña y ha animado a su familia a continuar con el tratamiento que se desarrolla en el centro de APNEA (Asociación de familias con niños y niñas especiales de la Provincia de Alicante) situado en San Vicente.

El alcalde del municipio también ha agradecido a la Fundación SEUR por su iniciativa, que tiene como objetivo “concienciar a toda la sociedad sobre la facilidad de realizar una acción social y humanitaria“.

El reciclaje de este plástico ha evitado la emisión de más de 8.300 toneladas de CO2, principal gas que afecta al cambio climático.

En este sentido, haría falta un total de 1,2 millones de árboles durante todo un año para alcanzar el mismo beneficio ambiental.

Más noticias en www.radiosirena.es o en directo en el 98.9FM y 89.8FM.