González de Zárate: «el objetivo era terminar con los vertidos y los malos olores»

El Ayuntamiento de Benidorm ha finalizado la obra de sustitución de un tramo del colector de aguas residuales de la avenida Madrid, en el Paseo de Levante para terminar con los malos olores y la llegada de aguas sucias a la playa cada vez que hay un episodio de fuertes lluvias o un temporal.

Así lo ha avanzado esta mañana el concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, durante una visita realizada junto a los técnicos y responsables de Hidraqua, la empresa concesionaria del Ciclo Integral del Agua en la ciudad.

La actuación ha contado con un presupuesto de 94.710 euros que comenzó el pasado mes de diciembre y abarca un tramo de 150 metros lineales, desde el edificio Torre Principado hasta la avenida Ametlla de Mar.

El problema tenía su origen no solo en la antigüedad del colector sino en que este tenía “poca inclinación”, motivo por el cual “el agua no discurría como tendría que hacerlo y cuando hay lluvias con cierta intensidad hemos visto que salía de las alcantarillas y se acumulaba en el paseo y la playa”, según ha precisado González de Zárate.

Cabe destacar que la obra ha consistido en la renovación de dicho colector y se ha aprovechado para mejorar la pendiente aumentando la profundidad del mismo hasta conectar con la red de alcantarillado de Ametlla de Mar.

Sin embargo, el concejal del Ciclo del Agua ha vuelto a lamentar que “lo que más ha costado” ha sido la autorización de Costas, que “tardó mucho en llegar” y que cada vez que se va a hacer alguna obra beneficiosa para la ciudad solo hay trabas y no proporcionan los permisos.

No obstante, esta obra se verá complementada con otra actuación que consistirá en cambiar todos los antiguos bombeos de la avenida del Mediterráneo hasta Ametlla de Mar y así se podrá evitar que las aguas acaben en la playa.

Más noticias en www.radiosirena.es o en directo en el 98.9FM y 89.8FM.