Detenidos tres jóvenes en Benidorm por robar en una casa a sus propios amigos

La Policía Nacional ha detenido a tres jóvenes argelinos en Benidorm por un robo valorado en cerca de 10.000 euros en una casa donde vivían sus propios amigos.

La investigación comenzó después de la denuncia de una de las víctimas, en la cual manifestaba la sustracción de 8.000 euros, una videoconsola de última generación y un portátil de alta gama.

El suceso ocurrió en una vivienda en la que vivían cuatro amigos. No obstante, el día que ocurrió el robo solo había una persona en el domicilio, quien no se percató de que habían entrado en la casa para sustraer el dinero y los artículos electrónicos.

El Grupo 3º de la Policía Judicial de la Comisaria de Policía Nacional de Benidorm se hizo cargo de la investigación y tras las diligencias realizadas, pudieron determinar que los autores fueron dos jóvenes que accedieron al interior de la vivienda sin hacer ningún tipo de daño sobre la puerta.

Aunque poco después se averiguó que un tercero también había contribuido al ilícito mediante actos preparatorios para asegurar el delito y por ello había recibido parte del botín.

De la investigación se desprendió que dos de los detenidos eran muy amigos de las víctimas y que habían estado en ese domicilio en más de una ocasión. El otro detenido también conocía la casa, ya que se movían por el mismo círculo de amistades.

Entre los tres determinaron como realizar el robo, ya que conocían bien la casa y sabían que las victimas guardaban bastante dinero en efectivo, además que les resultaría fácil conseguir las llaves. Uno de ellos se iba a encargar de sustraerlas recibiendo por ello la cantidad de 1000 euros.

Aprovechando que una de las víctimas acudió a disputar un partido de fútbol entre amigos, uno de los detenidos, que también había acudido al mismo partido, se apoderó de forma ilegítima de las llaves de la vivienda, facilitándosela así a los otros dos presuntos autores.

Pocos días después los otros dos detenidos se personaron en el domicilio y con toda tranquilidad accedieron al interior de la vivienda como si hubieran sido invitados, sin levantar sospechas entre los vecinos.

Cuando fueron sorprendidos y detenidos por la Policía Nacional, uno de los presuntos autores mostró su arrepentimiento por el robo a sus amigos, devolviendo 200 euros a las víctimas.

Los detenidos, tres hombres de nacionalidad argelina y de entre 20 y 27 años de edad, tenían multitud de antecedentes por diferentes hechos, estando uno de ellos en situación irregular en España.

Las actuaciones fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm, quedando la investigación abierta hasta la localización de los objetos que fueron sustraídos.

Más noticias en www.radiosirena.es o en directo en el 98.9FM y 89.8FM.