«Algo más que Fiesta» por Manuel Palazón

Se avecinan las Fiestas Mayores Patronales de Benidorm, así llamadas porque conviven tantas fiestas en nuestra ciudad que hay que distinguir: son las fiestas del pueblo, las tan esperadas durante casi doce meses por adultos y niños, cargadas de actividades variopintas, desde la feria hasta las procesiones, pasando por la ofrenda de flores, la representación del hallazgo de la Virgen, conciertos de todas nuestras bandas, teatros y conferencias. La comisión trabaja y se desvive con ilusión, siempre con la ayuda municipal y la participación de medio pueblo, para diversión y entretenimiento de naturales y visitantes. Son días intensos de mucho movimiento, de poco dormir, de armar ruido y, quiero creer, de sana convivencia de todos los participantes. Me consta que hay gente que huye literalmente en estos días: se van al campo, se van de viaje; sobre todo, los que viven en las principales calles del pueblo; otros se quedan, participan o hacen de público, imprescindible para la aprobación de los actos y los aplausos. Pero -y esto va para los más jóvenes- no todo es fiesta en el sentido de bailar, beber, comer, etc. Son fiestas ligadas tradicionalmente a nuestros santos patronos, San Jaime y Santa Ana, por lo cual hay momentos de verdadera devoción (las misas, por ejemplo); y son fiestas ligadas al folklore y a la cultura (la dança del peuet, la chirimita, las albaes, les copletes, las mascletás…). Disfrutemos con los playbacks, con los conjuntos musicales que nos visitan, con los pasacalles, con el desfile del humor y de carrozas, con los fuegos artificiales, con la diversión en la calle y en las peñas, desde el respeto y la convivencia. Dicho todo esto, ¡felices fiestas y que el tiempo nos sea propicio!

Manuel Palazón