Calpe cederá terrenos municipales para enfrentar la «emergencia educativa»

El Ayuntamiento de Calpe cederá 30.000m2 a Conselleria para la instalación de prefabricadas ante la situación de «emergencia educativa» y gastará 3,2 millones de euros en adecuar el terreno.

El salón de plenos del ayuntamiento de Calp acogió el pasado viernes una reunión en la que se dieron cita los representantes de la comunidad educativa del municipio, con la presencia de los directores de los centros educativos y representantes de las AMPAS, la alcaldesa Ana Sala, concejales responsables de Educación y Territorio, así como a inspectora de educación, Soledad Sempere.

En la reunión se abordaron los dos grandes problemas actuales del municipio en materia educativa: la situación actual del Pla Edificant en los proyectos del segundo IES y el CEE Gargasindi, pero también la grave situación a la que se enfrentará el municipio el próximo curso ante la falta de infraestructuras educativas.

Es precisamente esa situación la que lleva al ayuntamiento calpino, a petición de los representantes de los centros educativos y las AMPAS, a ceder cerca de 30.000m2 de terreno municipal ubicado justo detrás de la Escuela Infantil Silene de Ifac para que la Conselleria instale allí aulas prefabricadas destinadas a los alumnos de los centros desbordados y a la sección del nuevo instituto.

Ante esta «emergencia educativa», el Ayuntamiento de Calp invertirá 3.200.000€ para el desmonte y la adecuación del terreno. No obstante, la alcaldesa no se mostró del todo conforme, ya que teme que “la situación provisional de las aulas prefabricadas se puede perpetuar durante años y retrasar la licitación de las obras del Pla Edificant”.

Soledad Sempere, en representación de Conselleria, señaló que la situación de retraso en las obras del Pla Edificant no es exclusiva de Calp y que las prefabricadas son una salida a la creciente matriculación en el municipio. Además, hay que destacar que esta fue la propuesta aprobada en la última reunión del Consejo Escolar Municipal.

En cambio, los directores de los centros educativos se mostraron de acuerdo en la necesidad de seguir presionando para que se ejecute el Pla Edificant, pero insistieron en el problema que va suponer el incremento de escolarización a partir de abril para el próximo curso y la necesidad de que se lleve a cabo el centro modular de prefabricadas como solución inmediata y provisional.

Tras el comunicado del equipo de gobierno, la alcaldesa reorientaba su discurso: “esto no es una guerra entre la Conselleria y el Ayuntamiento porque debemos ir de la mano, todos queremos que Calp tenga los centros educativos que merece”.

El Ayuntamiento no va a ser el responsable de que quede algún niño sin escolarizar, no renunciamos ni al segundo IES ni al Colegio Gargasindi, reivindicados históricamente”, aseguraba también la alcaldesa.

Cuando se inauguró el instituto de Calp había una población de 15.000 habitantes, hoy hay empadronadas 25.000 personas, es por ello que Ana Sala destacaba que “la educación es esencial y que los centros sean de calidad y en las condiciones que merecen los alumnos, no se puede funcionar con barracones, aunque sea una solución provisional”.

Ana Sala concluía reivindicando que “el Ayuntamiento de Calpe pondrá a disposición de Conselleria el suelo que necesite pero insisto en la necesidad de una mayor implicación de la Conselleria”.

Más noticias en www.radiosirena.es o en directo en el 98.9FM y 89.8FM.