«Playa de Poniente» por Manuel Palazón

Manuel Palazón

Lo que voy a decir no tiene nada que ver con la bandera azul. Mi objetivo es sugerir algo que podría mejorar el paseo de la Playa de Poniente (hasta La Cala inclusive), mucho más tranquila y menos transitada que la de Levante.

Por lo pronto, a mí me parece que, dentro del agua, sus arenas son más seguras, no hay arrecifes y el nivel va descendiendo lentamente.

Otra ventaja de esa playa es que muchos veraneantes la eligen porque hay menos jaleo y ningún chiringuito de música. Pero yo voy a otra cosa: mientras que la Playa de Levante tiene un paseo ancho y una carretera de tráfico restringido, en la de Poniente, la carretera es más peligrosa, y se junta con la pista ciclista. Y el paseo es demasiado estrecho; en la época de más afluencia turística,  los paseantes se chocan, se rozan al cruzarse (y no digamos durante la pandemia) y a veces tienen que andar por la susodicha carretera o por la arena. Y aquí viene mi sugerencia, para el ayuntamiento, claro: ¿No podría ensancharse un par de metros o tres? Quitando esos dos o tres metros a la playa, que es suficientemente ancha. ¿Que no se puede hacer? Yo creo que sí. ¿Que cuesta dinero?  Pues claro que cuesta. Tampoco hay que hacerlo de una vez, sino por fases. Ya hace un tiempo se acondicionó el firme, pero en mi opinión no es suficiente. En invierno tiene un pase, pero en verano (casi la mitad del año) se hace incómodo pasear por allí, a excepción del tramo que va del parque de Elche hasta el puesto de la Cruz Roja: paseo ondulado, de colorines, también Espai d’art de exposiciones temporales.

Manuel Palazón