Continúa la polémica con el sistema de votación del Benidorm Fest

El recientemente estrenado certamen musical del Benidorm Fest, que sirve además de pre selección para designar el representante español que acudirá a Eurovisión, continúa con polémica por el sistema de votación que la organización de RTVE utilizó en su celebración.

Los partidos políticos de extrema izquierda y nacionalistas, Galicia en Común y BNG, exigen la comparecencia en el congreso del presidente del consejo de Radio Televisión Española, al quedar el grupo gallego Tanxugueiras en la tercera posición a pesar de haber obtenido la mejor votación demoscópica y del público.

Tampoco parece muy contenta la ministra de igualdad Irene Montero, que desde un principio apoyaba la opción de la segunda clasificada del Festival Rigoberta Bandini, con una canción dedicada a las madres, a la que enseguida incorporó a su permanente «causa feminista», incluso adoptando como slogan propio alguna frase de la letra de la canción.

Históricamente en cualquier concurso o selección en este país la sombra de la conspiración siempre aparece por uno u otro motivo, pero en esta ocasión, y como suele ocurrir cuando los políticos entran en escena, un certamen que podría perpetuarse para el bien de Benidorm y su imagen, podría incluso complicar su continuidad.

Estamos seguros que resulta muy complicado encontrar una fórmula totalmente transparente que pueda ser justa y totalmente transparente para que no aparezcan los «conspiranoicos», pero desde luego lo que no podemos permitir es que las redes sociales se conviertan en jueces de nada, porque tan solo son y serán, meros foros de opiniones particulares.