La Policía Nacional detiene en Benidorm a un presunto pederasta muy activo en redes

La Policía Nacional detuvo en Benidorm a un presunto pederasta de nacionalidad inglesa, al que se le acusa de haber hackeado las cámaras domésticas de más de 70 familias de diferentes países del mundo.

con este modus operandi habría obteniendo cientos de grabaciones con desnudos de niños.

Se da la circunstancia y el agravante que el detenido también se ofrecía como canguro e impartía clases particulares a menores como profesor de inglés.

La policía confirma en la investigación el acoso sexual al menos a 11 niños que accedieron a video chats, en los que los grabó desnudos, profiriendo en ocasiones amenazas a sus víctimas si no accedían a sus intenciones.

Había organizado con el tiempo un sistema de venta de pornografía infantil con pago en bitcoins con el fin de ocultar dichas transacciones.

Las investigaciones proceden de una comunicación del departamento de la Policía del Estado de Queensland en Australia por el seguimiento de una pista que llevaba finalmente a nuestro país.

El posterior rastreo de la policía nacional llevó a los agentes a la detención de un  usuario muy activo en este tipo de contenidos y bastante escurridizo ya que realizaba continuas acciones para preservar su identidad con como cambios de usuario y formas de acceso y distribución de este tipo de material pedófilo.

Se trata de un individuo que ya había sido detenido cuando era menor de edad por hechos de la misma naturaleza.

Tras localizarlo en Benidorm, el Juzgado de Instrucción número 1 autorizó el registro de su domicilio, donde los agentes encontraron infinidad de indicios inculpatorios y gran cantidad de material gráfico e informático propio de estos delitos sexuales.

Cámaras de Vigilancia mal configuradas

Expertos de la Policía alertan sobre el mal uso de las conocidas como cámaras IP para vigilancia doméstica, dispositivos habituales en muchas casas que se pueden consultar a través de aplicaciones para móvil y que si no están bien configurados con contraseñas seguras se convierten en dispositivos vulnerables.

El detenido ya se encuentra a disposición judicial.