Medio Ambiente en Altea inicia campaña de control de la tortuga en el río Algar

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Altea ha puesto en marcha una campaña para el control de la tortuga Florida, exótica e invasora, que habita en la Desembocadura del río Algar; según informa el edil de área, Jose Orozco.

Como explica el concejal, “estas tortugas son habitualmente compradas como mascotas y en muchas ocasiones sus dueños las acaban liberando en el río, lo que provoca un desequilibrio en las poblaciones de la fauna autóctona afectando a la salud del río y a la reproducción de otros animales que habitan el río Algar”.

Problemas medioambientales

“Los problemas que acarrean estas tortugas son muy diversos a nivel medioambiental e indirectamente pueden llegar a afectar a la salud pública; por este motivo la concejalía de Medio Ambiente, está llevando a cabo trabajos de gestión del galápago de Florida para su eliminación en nuestro municipio”.

Ha pormenorizado el edil, quien reitera la importancia del fomento de la biodiversidad de especies autóctonas y la eliminación de especies exóticas invasoras en los espacios naturales de Altea.

“Durante esta campaña en la desembocadura del río Algar se capturarán las tortugas y serán trasladadas al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Santa Faz”; ha especificado el responsable municipal de Medio Ambiente. Trabajos que está llevando a cabo  la consultoría Verd Ambiental.

Mejora ecológica del Algar

En palabras de edil, “el principal objetivo de esta campaña es el de contribuir a mejorar el estado ecológico del río Algar e informar a la población de la inconveniencia de liberar las mascotas del hogar en espacios naturales”.

Con este último objetivo se llevan a cabo con frecuencia actividades que promueven entre la población los valores del río Algar y de la zona húmeda catalogada, así como la involucran en los trabajos de conservación y restauración de este espacio.