La ocupación en Benidorm se diluye en los hoteles abiertos por la falta del turismo extranjero

Los actuales datos de ocupación reflejan, debido a la ausencia de turistas internacionales y la apertura de un mayor número de establecimientos hoteleros, un reparto numérico que baja los porcentajes globales.

Todos estos datos confirman que se está muy lejos de la recuperación turística, que sin mercado internacional y sin movilidad no se puede hablar de un turismo normalizado, y que aun quedan muchas semanas, incluso meses de dificultades para un sector que acumula 15 meses de un desastre que ha sido completamente ajeno a su actividad. 

La recuperación de este sector no se visualiza ni el en corto ni en el medio plazo. Se estima que será en otoño cuando podamos hablar de haber superado lo más difícil de esta crisis, con lo que se habrán encadenado dos temporadas turísticas de pérdidas consecutivas. 

Los hoteles de Benidorm han registrado un 44% de ocupación durante la semana del 31 de mayo al 6 de junio de 2021. El turismo nacional continúa siendo protagonista absoluto, con un 88% de las habitaciones ocupadas por españoles durante la semana.

A la situación de crisis que estamos viviendo se le ha sumado el mal tiempo registrado en Benidorm durante el fin de semana y sus hoteles solo han podido llenar un 54,3% de las habitaciones disponibles, siendo el 90% de las mismas ocupadas por turistas españoles.

La demanda sigue estancada y la oferta se incrementa poco a poco, puesto que esta semana se han producido nuevas aperturas de hoteles y ya hay un 55% de los establecimientos asociados a HOSBEC abiertos

Para esta semana en curso (del 7 al 13 de junio) los hoteles encuestados prevén mantener datos muy similares de ocupación (46%).