El Ayuntamiento de Calp reitera su rechazo a la ampliación de la piscifactoría

El Ayuntamiento de Calp se reafirma en su rechazo al proyecto de ampliación de la piscifactoría existente frente a las costas de la localidad y su transformación en una granja de producción ecológica. Ayer la Generalitat valenciana publicó en el Dogv una resolución por la que da el visto bueno a la declaración del impacto ambiental de esta iniciativa que supondrá incrementar el número de jaulas de 12 a 45 y llegar a una capacidad máxima de producción de 3.000 toneladas al año de pescado.

“Nos preocupa este proyecto por el impacto que pueda tener en el turismo, especialmente el náutico, la calidad de las aguas así como en la industria pesquera”, ha señalado la alcaldesa de Calp, Ana Sala, quien a su vez ha destacado que el Ayuntamiento a través de las alegaciones presentadas al primer proyecto que se presentó en su día ha conseguido que la ubicación de la piscifactoría esté ahora más alejada de la costa, a una mayor profundidad (entre los 38 y 46 metros) y que ya no afecte a las colonias de coralíneos (unas algas calcáreas de gran valor medioambiental).

Además, el Ayuntamiento sigue prestando su apoyo a la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Calp (AEMCO), al sector pesquero así como a varios propietarios de primera y segunda línea que también presentaron alegaciones por su rechazo al proyecto.