En esta ocasión le corresponde «la pillada» al líder sindical de CCOO – PV Arturo León.

Hace días saltó la noticia de su indebida vacunación y de nuevo vuelve a la palestra por dos motivos; por la insostenible justificación que ha dado al hecho de vacunarse sin corresponderle y al sospechoso apoyo que recibe desde PSPV Y COMPROMÍS, que intentan diferenciar su acción de las recientes vacunaciones indebidas conocidas en alcaldes y concejales.

El líder sindical de CCOO en la comunidad valenciana tras recibir la primera dosis de la vacuna el pasado 15 de enero, justifica ahora este hecho por su incorporación al trabajo sanitario en primer nivel.

Arturo León es sanitario, sí, pero liberado sindical desde hace más de quince años y por lo tanto no se encuentra en primera línea de acción sanitaria en ningún centro de la comunidad.

Aparente cortina de humo

Además su solicitud para incorporarse se realiza varias semanas después de vacunarse, luego le aplican la dosis antes que a los sanitarios en activo y presumiblemente porque salta la noticia a los medios de comunicación.

Es significativo que su incorporación laboral además se realice como técnico de prevención de riesgos laborales lo que le encuadra en el grupo 2, y que la asistencia al centro de trabajo la realizará una vez a la semana para compatibilizarlo con el cargo sindical, por lo que la justificación por la vacunación parece tener poca validez.

Mónica Oltra no observa gravedad en este caso

La Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana en rueda de prensa manifestó que «Es una persona que, por su incorporación a su puesto, entraba dentro del protocolo. Esa es la explicación que puedo dar»,

También intentó evitar comparaciones con los alcaldes que fueron vacunados a instancias de los sanitarios: «Una cosa es ser sanitario e incorporarse a la plaza y otra vacunarse sin tener ninguna vinculación con los grupos prioritarios. La diferencia es notable»

Pero «Notable», es el hecho demostrado de la vacunación como grupo primero del líder sindical cuando no estaba en activo y ni siquiera había solicitado su incorporación, los que desmonta cualquier justificación al respecto.