El Refugio de Animales de La Nucía se amplía

Una ampliación de 600 metros cuadrados que cuenta con dos zonas recreativas caninas, una  para que puedan jugar y correr  los perros peligrosos y otra para el resto.

Además cuentan ambas con piscina preparadas para que los perros se refresquen en verano.

Se invierten en esta ocasión 20.000 euros para dotar a este recinto municipal de dos “Parques Can”.

Esta actuación se financió de forma conjunta por la Sociedad Protectora de Animales y el Ayuntamiento de La Nucía, con la colaboración de varios donantes anónimos.

Estas dos zonas recreativa caninas son de uso exclusivo para la Protectora de Aninales, para aumentar la calidad de vida y la convivencia de los perros durante su estancia en el Refugio de Animales, a la espera de ser adoptados por una “nueva familia”.

2 Parque Can

Esta gran parcela municipal, contigua al Refugio Municipal de Animales en la partida Rotes, que el Ayuntamiento de La Nucía ha cedido de forma gratuita a la Sociedad Protectora de Animales tiene una extensión de 600 metros cuadrados y está situada en la parte de atrás del recinto.

Esta parcela se divide en dos zonas separadas por un muro de 2 metros para dividir los dos usos de los dos parques can.

Las dos zonas recreativas tienen puertas de acceso independientes desde el Refugio de Animales.

Ambas zonas recreativas caninas cuentan con árboles, vegetación, pérgolas y mobiliario urbano como bancos y juegos de agility para que los perros puedan jugar en la tiera diariamente con los voluntarios de la Protectora.

Los dos  parques can cuentan con  piscina de 6 metros cuadrados para que se puedan refrescarse en verano.

Estas dos zonas recreativas caninas permiten a los voluntarios de la protectora llevar a correr y jugar en la tierra todos los perros del Refugio de Animales diariamente, a los que hasta ahora sólo podían sacar a pasear.

Ideal para perros considerados peligrosos

A su vez permitirá también poder sacar a los perros potencialmente peligrosos (PPP) a que corran y jueguen sin ningún peligro al ser una parcela amplia y totalmente cerrada.