La Diputación de Alicante incrementará este año un 50% las ayudas a autónomos, pymes, micropymes y profesionales de la provincia.

De esta manera, la institución elevará de 6 a 9 millones de euros este paquete de subvenciones, que llegará a todos los municipios, con el que se pretende minimizar el impacto económico de la crisis del Covid-19, especialmente en los sectores más afectados, como es el de la hostelería.

El diputado de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas, ha anunciado esta medida y ha apelado al consenso de todos los grupos de la corporación para su aprobación, por lo que en los próximos días se convocará una Junta de Portavoces.

En este sentido, el responsable provincial lamenta, por otra parte, que la Generalitat no haya activado todavía las ayudas anunciadas la pasada semana, recuerda que todas las propuestas impulsadas en el último año desde la Diputación de Alicante para hacer frente a las emergencias sanitarias, sociales y económicas de la pandemia han salido adelante por unanimidad.

Los nueve millones de euros se distribuirán siguiendo criterios de población, tal y como se hiciera en 2020, entre los 141 ayuntamientos de la provincia.

De esta forma, las ayudas se podrán destinar al pago del alquiler de locales comerciales, a cubrir los gastos de consultoría y asesoría, agua, luz o a la amortización de préstamos de adquisición del local de negocio y de vehículos comerciales.