El Ayuntamiento de Benidorm trabaja en el entorno de caminos rurales y vías pecuarias situadas en las partidas Plà de l’Assagador y Plà del Cuartel, mediante “trabajos silvícolas consistentes en la poda y desbroce de cerca de 15.000 metros cuadrados de superficie arbórea”

Existen también vertidos incontrolados de escombros y enseres y muchos caminos invadidos por matorrales y las ramas más bajas de los árboles, lo que dificulta el paso de los vehículos.

Durante las tres semanas que han durado los trabajos se ha actuado, entre otros, en el entorno del Camí del Plà y de Els Torrers y en las coladas del Cuartel y Ricardo. En estos puntos también se ha procedido a la retirada de posibles residuos.

De Zárate, edil del área, señala que “dada la naturaleza y ubicación de los árboles a podar en ambas zonas se ha requerido el servicio de operarios especializados y maquinaria específica” y de ahí que “se haya recurrido a una empresa externa que, además de ejecutar estos trabajo silvícolas se ha encargado del transporte de todos los restos de poda al ecoparque municipal”.

A este respecto, ha recordado que “el ecoparque municipal, ubicado en la carretera que conecta con Finestrat, está abierto a toda la ciudadanía para el depósito de restos de poda e innumerables residuos como metal, madera, electrodomésticos, muebles, escombros o productos inertes hasta 50 kilos, aceite de cárter, baterías de automóvil, sprays, radiografías o tubos fluorescentes, entre otros”. 

La adecuación de las zonas señaladas ha supuesto una inversión de 17.725,34 euros, y se suma a la limpieza y desbroce de cerca de 12.000 metros cuadrados que se ha realizado también desde el Ayuntamiento en Serra Gelada.