Tras la noticia de ayer en la que informábamos de una macrooperación policial contra una presunta trama delictiva rusa, continúan saliendo nuevas informaciones derivadas de la investigación policial y de la fiscalía anticorrupción, respecto a la presunta trama fraudulenta y mafiosa que implica a empresarios rusos que actuaban en la Costa Blanca y más concretamente en la localidad de Altea.

Uno de los que todavía permanece detenido como presunto implicado en la organización; Alexei Shirokov, es abogado, de origen ruso, empresario inmobiliario con residencia en Altea desde hace muchos años, filántropo, siendo una de las personas más activas durante el pasado confinamiento volcado en la ayuda a vecinos e instituciones sobre todo con la fabricación y reparto de material sanitario.

La Policía encuentran armas en su domicilio

Amante de las armas con licencia y federado para su uso a título deportivo, hombre muy familiar, participativo y apreciado en el tejido social de Altea, amigo de muchos empresarios, funcionarios y políticos.

Personas públicas investigadas por su amistad con Alexei

Esta extendida amistad está llevando a declarar para la investigación a personas con cargos públicos como el concejal de seguridad ciudadana del ayuntamiento de Benidorm Lorenzo Martinez, o el ex concejal de Altea Jaime Sellés, sin que de momento existan más indicios que puedan reflejar ninguna acción punible en ellos, de lo poco que se sabe de una instrucción iniciada hace varios años y que se encuentra en secreto de sumario y que  aparentemente será larga y compleja.

La investigación, centrada en Alexei y sus socios, empresarios rusos, relaciona también a otros funcionarios y agentes de los cuerpos de seguridad del estado, de la policía nacional y guardia civil, al parecer por temas referentes a extranjería y revelación de secretos oficiales.

El alcalde de Benidorm opina sobre el edil

Toni Pérez, alcalde de Benidorm preguntado por la situación actual del concejal Lorenzo Martínez, manifiesta su apoyo inicial por lo conocido al respecto en estos momentos y la prudencia que siempre se debe tener en circunstancias tan delicadas, para evitar juicios prematuros o “penas de telediario” como popularmente se califican.