Hoy es el día en el que se conmemora como cada año La denostada Constitución Española, que más allá de ser el manual de instrucciones de nuestra democracia, posiblemente con muchos artículos y dogmas actualizables por el paso del tiempo y la evolución de las costumbres, lo que para mi de verdad supone es nuestro mayor éxito de unanimidad colectiva desde el inicio de la democracia.

Los que la atacan, los que pretenden destruirla, los que no la reconocen ni la juran, hoy pueden hacerlo gracias a vivir bajo su ya maltrecho paraguas legal como garante de libertades. Para mi, la constitución como la energía en nuestras vidas ni desaparece, ni se destruye, tan sólo se transforma y como cuando se creó, debemos hacerlo entre todos, pues pareciera que en este país estamos empezando a acostumbrarnos a que una minoría se legitime para decidir los designios de la mayoría, algo que sí que está totalmente fuera de nuestra Constitución.

¡No debemos permitirlo!

Manuel Abad, Director Grupo Megahertzios