Esta mañana la policía local ha detenido a una pareja tras una llamada al 092, motivo por el que varios agentes se personaron en un domicilio de la localidad en la que encontraron a un hombre y una mujer, ambos con claros síntomas de embriaguez y con heridas de arma blanca presuntamente producidas  entre ellos en lo que parece una disputa familiar por celos.

La vivienda también presenta en varias de las estancias muestras de la pelea con rastros de sangre lo que lleva a los agentes a detener a la pareja, al hombre por un presunto delito de violencia de género, y a la mujer por un presunto delito de violencia de doméstica.