La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha dado a conocer hoy los datos del balance de criminalidad de las ciudades de más de 30.000 habitantes de las 34 comarcas valencianas correspondiente hasta el tercer trimestre de 2020. La estadística, elaborada por el Ministerio del Interior, confirma que las grandes ciudades de Alicante, Castellón y Valencia son cada vez más seguras, pues registran la tasa de criminalidad más baja de toda la serie histórica. Los hurtos, el tipo de delito que más se comete, también han descendido a mínimos históricos. Así, en Benidorm, en la comarca de la Marina Baixa, los hurtos han descendido hasta un 62,4