**Son datos ofrecidos por el colegio oficial de registradores de la propiedad y mercantiles de España.

  • Es la cuarta región que más empresas ha creado tras Madrid, Cataluña y Andalucía
  • Las ampliaciones de capital caen un 13’4%. Aun así, la Comunitat Valenciana ocupa el cuarto lugar en número total de operaciones
  • Los concursos crecen un 26’8%, registrando la quinta mayor subida de España

Como avance de los informes trimestrales habituales de Estadística Mercantil, y en atención a la situación que atraviesa el país, el Colegio de Registradores ofrece algunos indicadores básicos de confianza empresarial y dificultades financieras de las sociedades, correspondientes al mes de octubre.

Así, durante ese mes y en relación al mismo período del año anterior, el número de empresas nuevas creadas en la Comunitat Valenciana descendió un 15’1%. Si en octubre de 2019 se registraron 968 constituciones, este año el número alcanza las 822. La bajada duplica a la registrada a nivel nacional, situada en -7’5%. Aun así, se trata de la cuarta comunidad ha más empresas ha creado, superada tan solo por Madrid (1.701), Andalucía (1.423) y Cataluña (1.367). La siguiente en la lista -Galicia- queda ya muy lejos, con 303 operaciones contabilizadas. Los datos han sido dados a conocer esta mañana en Madrid por el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España.

Se invierte la tendencia

En toda España se han creado 602 empresas menos en octubre en comparación con el mismo período del año anterior. Esto supone un empeoramiento en los datos de los últimos meses, con descensos en trece comunidades. Si en agosto subíamos un 8’4% y en septiembre un 15%, octubre se cierra con una caída del 7’5%.

La tendencia es similar en la Comunitat Valenciana, donde pasamos de subir un 1’3% en julio, un 15’6% en agosto y un 11’3% en septiembre, a caer un 15’1% en octubre, invirtiendo así la dinámica de los últimos meses. Una caída, no obstante, que queda muy lejos todavía de las registradas durante los meses de abril o mayo.

Cuarta en ampliaciones de capital

Otro indicador empleado para medir la confianza empresarial son las ampliaciones de capital inscritas en los registros mercantiles, al reflejar la apuesta de los propietarios sobre sus proyectos empresariales. En el caso valenciano, el número de operaciones descendió un 13’4% frente a octubre de 2019, al pasar de 224 a 194. El descenso es tres puntos menor al registrado a nivel nacional, donde la caída alcanza el 16’3%, con un total de 2.121 ampliaciones y todas las comunidades autónomas en negativo a excepción de Castilla y León.

Al igual que ocurre con la creación de empresas, se produce un cambio generalizado de tendencia con respecto a meses anteriores. Así por ejemplo, la Comunitat Valenciana pasa de crecer un 24’5% en septiembre (único mes en arrojar un dato positivo desde abril) a caer un 13’4% en octubre, si bien en agosto el resultado reflejaba un descenso del 26’1%.  Con todo, la valenciana ocupó en octubre el cuarto lugar en número total de operaciones y obtuvo el sexto mejor resultado en relación a octubre de 2019.

Los concursos suben un 26’8%

El número de concursos de acreedores contabilizados en la Comunitat Valenciana durante el mes de octubre ascendió a 52, reflejando una subida del 26’8% frente al mismo período del ejercicio anterior, pasando de 41 a 52. De ellos, 42 fueron voluntarios y 10 necesarios.  Se trata de la quinta mayor subida de España y sitúa a esta región tercera en número total de operaciones por detrás de Madrid y Cataluña.

España registró 392 operaciones, con un incremento del 4’3% respecto a octubre de 2019. Supone una ralentización importante en relación a septiembre, donde los concursos crecieron más de un 55%.

Hay que tener en cuenta que el RD 16/2020, de 28 de abril amplió los plazos para presentar concurso voluntario hasta el 31 de diciembre de este año, impidiendo también la presentación de concurso necesario hasta dicha fecha, con objeto de ayudar a las empresas que puedan presentar problemas financieros temporales como consecuencia del parón de la actividad económica provocado por el estado de alarma.