La Junta de Gobierno Local (JGL) aprobó ayer el proyecto de ‘Renovación y mejora de la infraestructura hídrica en la calle Mallorca’, que alcanza gran parte de esta vía y que supone una inversión cercana al millón de euros. El concejal de Obras, José Ramón González de Zárate, ha informado que este proyecto, redactado por la concesionaria del agua a petición del Ayuntamiento, comprende un tramo de 300 metros lineales de la calle Mallorca, concretamente entre la calle Ibiza y la avenida del Mediterráneo.

De Zárate ha explicado que “el proyecto plantea renovar todos los servicios públicos, desde las redes de agua potable y de pluviales, al alcantarillado y el alumbrado; así como mejorar totalmente la escena urbana”.

Según ha indicado, “las infraestructuras hidráulicas se encuentran en mal estado, habiéndose detectado pérdidas en la red de agua potable y alcantarillado”. De ahí que sea necesario actuar para mejorar la eficiencia y reducir los costes de mantenimiento, sustituyendo la actual conducción de agua potable y la creación de un colector de aguas residuales que conecte con la nueva infraestructura de la avenida del Mediterráneo. También está prevista la sustitución de la red de pluviales, incorporando una nueva, así como la instalación de hidrantes.

Además, se va a renovar todo el alumbrado con la instalación de luminarias de LED “potentes” al tratarse de un tramo “con mucho paso de personas”; se va repavimentar todo el tramo peatonal, que discurre entre Ibiza y Gerona, así como la calzada de la zona abierta al tráfico –entre Gerona y Mediterráneo-. El proyecto incluye también “mantener las palmeras existentes y replantar las que faltan”. De Zárate ha avanzado que “estamos valorando” el uso de “un asfalto impreso de diferentes colores y muy llamativo”.

El edil ha señalado que la intención es “poder licitar la obra en cuestión de dos o tres semanas, para poder empezar los trabajos a principios de 2021”, aprovechando así la bajada de la actividad en esta zona, en la que “predomina el turismo inglés”. “La idea es intentar ejecutar el grueso de la obra antes de que se reabran los hoteles, pubs y establecimientos de la zona, para que cuando lleguen turistas esté finalizada o muy avanzada”.

De Zárate ha recordado que hace escasas semanas también se aprobó la ‘Renovación de infraestructuras de agua potable y saneamiento en la avenida de Roma’, que incluye también la adecuación de la escena urbana, calzada y aceras de esta vía de 320 metros de longitud, ubicada en la zona alta del barrio del Rincón de Loix, y que se quiere ejecutar también en 2021.