La Guardia Civil ha detenido a tres personas, una en Almoradí (A) y las otras dos en Blanca (Murcia), por ser las presuntas autoras de un delito continuado de estafa en la compra-venta de cítricos, además de la comisión de los delitos de apropiación indebida, contra los derechos de los trabajadores y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La operación comenzó el pasado mes de junio, cuando los agentes del Equipo ROCA (robos en el campo) de la Guardia Civil de Torrevieja tuvieron conocimiento de la presentación de una serie de denuncias de perjudicados, en las dependencias de Jacarilla, Callosa de Segura, Dolores y de Almoradí, quienes manifestaban haber sido víctimas de estafas relacionadas con la compra-venta de cítricos, así como otro perjudicado más que manifestaba, por su parte, haber sufrido una apropiación indebida de cítricos, exactamente 78 boxes de fruta de sus explotaciones agrícolas. En total, se habría estafado 115.600 kgs de naranjas y limones, por un importe superior a los 45.000 euros.

Tras exhaustivas gestiones de averiguación, los investigadores pudieron determinar que los supuestos autores seguían siempre un mismo modus operandi;  en primer lugar contactaban con su futura víctima, fingiendo trabajar para una solvente empresa en el mercado.

Acto seguido, realizaban los tratos de compra-venta con las diferentes víctimas, personándose físicamente uno de los autores en las diferentes fincas agrícolas o domicilios de los estafados, firmando in situ los contratos, en representación de la empresa de la que, supuestamente, era administrador, ganándose de esta forma la confianza de los agricultores.

Los autores procedían entonces a emitir pagarés a los estafados, pagarés que carecían de fondos a la fecha de su vencimiento, valiéndose de artimañas para conseguir engañar a las víctimas, desapareciendo rápidamente o, incluso también, utilizando la excusa de haber cerrado la empresa.

De forma paralela, los investigadores detectaron la comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores ya que, los autores, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, contrataban de palabra a una cuadrilla de trabajadores del campo, quienes carecían tanto de permiso de trabajo como de residencia en España para, aprovechándose de dicha situación irregular de todos ellos, imponerles unas condiciones laborales perjudiciales y restrictivas de sus derechos.

A esto se suma el delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, dado que los investigados, además, ayudaron intencionadamente, y con claro ánimo de lucro, a los temporeros extranjeros a transitar y permanecer en el país, contraviniendo la legislación vigente en España. Los agentes lograron localizar en esta situación a más de cincuenta perjudicados, tomando declaración a todos y cada uno de ellos.

Tras lograr determinar el número total de personas físicas y jurídicas implicadas en la trama, tanto autores como víctimas, los investigadores procedieron a la detención, finalmente, de tres hombres, un marroquí de 46 años asentado en Almoradí y dos españoles de 37 y 45 años, vecinos de la murciana localidad de Blanca. Los tres detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial de Orihuela, quedando en libertad con cargos, a la espera de juicio. Cabe recordar que, en la gran mayoría de estafas, los estafadores estudian previamente tanto a las víctimas potenciales como los lugares susceptibles de poder cometer estos hechos delictivos. Para ello, la Guardia Civil pone a disposición de los ciudadanos, a través de la página web www.guardiacivil.es varios consejos de seguridad, para no ser víctimas de cualquier tipo de estafa y recuerda que la mejor prevención es la información