la Guardia Civil ha desmantelado una plantación de marihuana instalada en un chalet de lujo de la localidad. En esta operación del área de investigación de la Guardia Civil de Altea que se inició en mayo de este año, dos hombres de 35 y 27 años de nacionalidad holandesa, han sido detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico. La plantación estaba compuesta por una variedad de planta muy productiva y al parecer el principal destino de distribución de la droga era Holanda.

En la operación se han incautado más de 500 plantas, 2 kilos de cogollos con un valor superior a los 80.000 € y un sofisticado y costoso equipamiento para el mantenimiento y crecimiento de las plantas.