Durante dos semanas el tráfico del tramo superior de Orts Llorca y el entorno estará cortado, y sólo podrán acceder los vados

La obra que permitirá derivar al barranco de l’Aigüera parte de las aguas pluviales procedentes de la parte alta del barrio de Els Tolls entra a partir del lunes, 2 de noviembre, en su última fase; una actuación incluida dentro del proyecto de la primera fase de remodelación de la avenida del Mediterráneo. El concejal de Obras, José Ramón González de Zárate, ha indicado que esta actuación “va a permitir aliviar el caudal de pluviales que llega al colector de la avenida Orts Llorca, trasvasándolo al barranco de l’Aigüera que tiene capacidad suficiente para asumir las aguas que llegan desde la parte alta de Els Tolls”.

De Zárate ha aclarado que “con esta obra, de unas dos semanas de duración, completamos la reestructuración y renovación de las infraestructuras hidráulicas de la zona, y podemos dejar en el pasado las imágenes de una avenida del Mediterráneo anegada en los días de lluvia”.

La obra se localiza en la avenida Orts Llorca en la intersección con Esperanto y Lepanto. 

Según ha detallado el edil, los trabajos van a consistir en la ejecución de una hinca de 3,5 metros que permitiría conectar al colector de Orts Llorca al de Esperanto, que ya está vinculado al barranco de l’Aigüera.

Mientras dure esta actuación, el tráfico quedará restringido en el tramo superior de la avenida Orts Llorca; en el tramo de la calle Esperanto entre Juan Llorca y Orts Llorca; en la calle Ibiza entre Europa y Esperanto; y en Lepanto entre Europa y Orts Llorca. En todo caso se permitirá el acceso, a los vados y residentes afectados por el corte. Asimismo, en el tramo señalado de la calle Lepanto se invertirá el sentido de circulación.