Marchan a buen ritmo las obras de ejecución del nuevo vial que dará acceso a la zona sur de l’Albir, conectando la rotonda de entrada a l’Alfàs por la N-332 con la CV-753, a la altura del complejo vacacional Magic Robin Hood, donde se está construyendo una nueva rotonda para mejorar la fluidez del tráfico rodado.

El alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Aques, ha realizado una visita técnica junto a los concejales de Urbanismo y Movilidad, Toni Such, y de Servicios Técnicos, Óscar Pérez. Se trata de unas obras de gran trascendencia para el municipio. “Una vez finalizado este vial, l’Alfàs contará con una nueva conexión entre el casco urbano y la zona de l’Albir, con lo que mejorará el tránsito de vehículos hacia la zona litoral descongestionando el tráfico rodado en la avenida de l’Albir”, ha declarado Arques.

Las obras, que ejecuta la mercantil PAVASAL Empresa Constructora S.A, se iniciaron el pasado mes de junio y tienen un plazo de ejecución de 6 meses. Una inversión de 832.991 euros que responde al compromiso adquirido por el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi en relación a la promoción de una movilidad urbana segura, eficiente y sostenible.

Ya se ha colocado la capa base en toda la superficie del nuevo vial. También se ha iniciado la construcción de la nueva rotonda en la CV-753, por lo que se están cumpliendo los plazos de ejecución estipulados y se prevé que la apertura del nuevo vial se produzca entre los meses de diciembre y enero.

La nueva calzada contará con dos carriles de 4 metros cada uno, además de arcén exterior e interior y acera. Obras que vienen a descongestionar el cruce semafórico que une el Camí de la Mar y la Avenida de l’Albir. Según cálculos reflejados en estudios técnicos, se estima una reducción del 12 % del flujo circulatorio en esta intersección.

Estas obras han podido iniciarse tras una larga tramitación para la obtención de los permisos necesarios del Ministerio de Fomento y la Diputación de Alicante y la expropiación de 9.407 metros cuadrados pertenecientes a cinco parcelas diferentes, valorados en 130.400 euros, por los que el Ayuntamiento de l’Alfàs ha tenido que abonar finalmente un total de 7.000 euros. “Gracias a este proyecto se gana en accesibilidad, movilidad y seguridad”, ha subrayado el alcalde, y mejora la conexión entre el casco urbano y la zona de l’Albir. Una actuación, entre otras muchas que en breve se iniciarán, que pretenden posicionar a l’Alfàs del Pi como ciudad sostenible, inteligente e integradora, apostando por un uso racional de los recursos y la calidad de la gestión pública