La concejal de Ciudadanos, Ana Pérez Sebastiá, ha reclamado al gobierno del Partido Popular hacer un uso sostenible de la energía eléctrica en el parque de l’Aigüera de Benidorm con el fin de evitar la contaminación lumínica a la que están sometiendo a todos los vecinos de la zona, con los consiguientes efectos dañinos para la salud que ésta provoca.

Según ha explicado Pérez Sebastiá, “tener los cuatro grandes focos para eventos, los neones de la entrada, y todas las farolas del parque encendidas toda la noche cuando el parque está cerrado, aumente la contaminación lumínica de la ciudad y es un gasto innecesario”.

La concejal de Ciudadanos ha recordado que “la contaminación lumínica afecta tanto a la salud de humanos, animales y plantas y debe intentar evitarse en la medida de lo posible”. “En este caso,- ha añadido- no hay justificación para tener durante toda la noche, el auditorio Julio Iglesias iluminado como si hubiera un gran evento, con el parque cerrado. Entendemos que puedan dejar algunas farolas encendidas por seguridad, pero tener todas las luces es absurdo”.

La concejal también ha pedido más responsabilidad en la elección de las bombillas LED en función del lugar en el que se utilicen. “No sólo hay que mirar el ahorro energético, que es fundamental, también es necesario planificar qué tipo de luz es necesaria. Es ilógico tener avenidas y calles comerciales de Benidorm en penumbra y parques cerrados iluminados al máximo”.