Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), más de 1.400 millones de personas viajaron por el mundo en 2019, lo que supuso una subida de un 9,7% desde 2017.  Sin embargo, en este 2020 los datos son, obviamente, desastrosos. El cómputo global de pérdidas a final de año podría moverse entre el 58% y el 78% de tasa anual, según el Barómetro de la OMT. Lo que supone que hasta 1,2 billones de dólares nunca se pagarán ni dejarán ingresos tributarios en los países de origen. “El futuro de los viajes y el disfrute del tiempo de ocio se ha vuelto muy incierto, todo son dudas e incertidumbre. Nunca habríamos imaginado vivir el cero turístico que la covid-19 ha provocado en este año”, explica Rafael Mesa, coordinador del área de Turismo de IMF Institución Académica.

Un estudio realizado recientemente de McKinsey Company muestra que el turismo representó el 10% del PIB mundial en 2019 y tuvo un valor de casi 9 billones de dólares, hasta convertirse en el tercer motor dinamizador de las economías.  La covid-19 ha provocado una crisis sin precedentes para la industria del turismo y no es probable que el gasto en este sector vuelva a los niveles anteriores a la crisis hasta 2024.

“La trasformación del turismo debe ser un must”.

El coordinador del área de Turismo de IMF Institución Académica ha mostrado su opinión al respecto:

“Si hay algo que ha quedado patente en toda esta situación es que las marcas turísticas, inevitablemente, tendrán que avanzar con ideas audaces e innovadoras que incluyan una adopción de tecnología más amplia. Asimismo, es imprescindible que se produzca una innovación disruptiva que se dirija hacia un Turismo Regenerativo (TR) que trate de restaurar y regenerar la capacidad de vivir en una nueva relación de manera continua.

El TR es un movimiento que va mucho más allá del turismo sostenible. Esta propuesta de desarrollo turístico se enfoca en la relación de las personas, principalmente comunidades de acogida y visitantes, con el ecosistema que los rodea y las experiencias que se producen en torno a esta visión. Y este nuevo turismo transformado ha de facilitar soluciones en beneficio de la comunidad receptora del visitante, convirtiéndola en parte activa y beneficiaria directa de la industria turística.

De cara al futuro, la solución por el sector pasa por la flexibilidad en la industria turística. Este concepto es un factor determinante. Las empresas turísticas lo han comprendido a través de políticas de cancelación, adaptación de las tarifas del servicio, gestión adaptada de horario, facilidad de las modificaciones, entre otros.  Sumado, además, a nuevas prácticas y políticas en casi todos los aspectos de la experiencia del visitante”. 

Sobre IMF Business School:
Es una escuela de negocios internacional, que ha formado a más de 125.000 alumnos desde su creación en el año 2001.
La escuela dispone de una innovadora plataforma educativa a través de la que imparte masters oficiales y profesionales y más de 900 cursos en Ciencias Técnicas e Ingeniería, Ciencias de la Salud y la Educación, Ciencias Económicas y Empresariales, Ciencias Jurídicas y Ciencias Sociales y Humanidades. Con el objetivo de ofrecer un aprendizaje mucho más cercano entre el alumno y el profesor, la escuela ha puesto en marcha una metodología Student Centered Learning, que pone al estudiante en el centro de la actividad formadora de manera que los profesores dejan de ser comunicadores unidireccionales para convertirse en guías e inspiradores que muestran el camino para adquirir los conocimientos.
Entre los másteres de la escuela destacan el Máster en Dirección y Administración de Empresas (MBA) que aparece en el primer puesto del ranking MBA de Postgrado del PortalMBA.es y también en tercera posición en el ranking de Masters MBA presenciales en Madrid 2019 del mismo portal. Además, el Máster en Prevención de Riesgos Laborales (PRL), se sitúa como el número uno del Top 5 elaborado por Mundo Posgrado en España. En la actualidad, la escuela cuenta con sedes en Latinoamérica y Europa, y diferentes acuerdos con universidades de los cinco continentes.