El próximo martes, 8 de septiembre, se inicia la obra de construcción del nuevo colector de aguas pluviales de la calle Esperanto, el último de los previstos en la obra de remodelación de la avenida Mediterráneo y su entorno con el que se completa la renovación de la red hidráulica de la zona. La actuación “se va a desarrollar íntegramente en la calzada, en un tramo de unos 50 metros ubicado a la altura de la calle Gerona y tiene un plazo de ejecución de aproximadamente dos meses”, según ha explicado el concejal de Obras y Movilidad, José Ramón González de Zárate.

De Zárate ha explicado que “en caso de necesidad, este nuevo colector nos permitirá derivar parte de las aguas pluviales que llegan a la parte alta de la avenida Doctor Orts Llorca al barranco de l’Aigüera, aliviando así el caudal que habitualmente llegaba hasta la avenida Mediterráneo y evitando, por tanto y definitivamente, las inundaciones que se producían en esta zona cuando llueve con intensidad”. El edil ha remarcado que “iniciamos ahora esta actuación para anticiparnos a posibles episodios de gota fría”.

La construcción de este colector va a implicar la reordenación temporal del tráfico de la zona, al quedar cerrado a la circulación un pequeño tramo de la calle Esperanto. Así, los vehículos procedentes de la avenida Mediterráneo que accedan a la calle Esperanto deberán proseguir por la calle Finestrat. Sólo podrán acceder a la zona cortada los vehículos con vado. Este acceso se realizará por el cruce de Esperanto con Doctor Orts Llorca, mientras que la salida se efectuará por la recientemente renovada calle del Mar.