Las playas de la Vila Joiosa han sido las elegidas por muchos turistas y visitantes durante el periodo estival de este 2020 tan atípico. Gracias a las medidas de prevención llevadas a cabo por el ayuntamiento, policía local y fuerzas y cuerpos de seguridad del estado con la colaboración de protección civil a pesar de tener más afluencia no ha habido que lamentar incidentes.

Desde el Consistorio se ha calificado de positivo este hecho pues eso demuestra que todas las medidas que se han adoptado y la buena coordinación entre servicios han sido las correctas y suficientes para hacer frente a la situación actual cumpliendo en todo momento con la normativa de playas y sin necesitar más medios de los ya previstos para este verano.

El alcalde de la Vila Joiosa Andreu Verdú ha declarado que “en ningún momento se ha bajado la guardia pues somos conscientes de que el COVID-19 sigue entre nosotros y por ello hemos estado atentos ante cualquier novedad”. Verdú también ha querido destacar  el aumento en afluencia y desplazamientos que han tenido nuestras playas lo que ratifica que son un lugar seguro.

Por su parte el cuerpo de policía local ha confirmado el que haya sido un verano sin incidentes pero con mucha atención en todo momento sobre las playas y calas por el aumento del turismo y aunque en ningún momento se han sobrepasado los aforos establecidos sí que han aumentado en un 23% las actuaciones policiales.

A tenor de los datos de estimación con los que cuenta UDROPOL se puede concluir que la asistencia de bañistas a las playas de la Vila en el mes de junio alcanzó los 259.992. Durante el mes de julio en que hubo un notable incremento de asistencia a los arenales se estima una cifra de 415.900 bañistas. Y por último el mes de mayor concentración y presencia de veraneantes en las playas fue Agosto con una estimación de 520.060 personas. Todo ello concluye que han utilizado nuestras playas una cantidad aproximada de 1.195.952 personas durante el verano del 2020.

Así mismo el alcalde ha recordado que aún queda algo de la temporada de verano y no podemos confiarnos. Desde el ayuntamiento piden máxima precaución y toda la colaboración ciudadana en el cumplimiento de las normas.