cof

Finestrat es hoy un destino todavía más seguro. El alcalde del municipio, Juan Francisco Pérez, ha recibido esta mañana la auditoría y certificación oficial de protocolos para la prevención y control del Covid-19 de la playa de Finestrat y de la piscina municipal. Es uno de los primeros municipios de España que lo consigue y lo hace después de superar una exhaustiva auditoría externa en la que se ha controlado la eficiencia de todos los protocolos y controles que aplica de manera continuada el Ayuntamiento de Finestrat. “Estamos muy orgullosos de haber obtenido esta certificación ya que en Finestrat nos hemos tomado muy en serio el controlar y tomar todas las medidas de prevención para evitar en todo lo posible esta temida pandemia. Hoy hemos sabido que se nos ha considerado como uno de los primeros municipios de España en conseguir este certificado anti covid en su playa y su piscina”

Entre otros puntos, se ha auditado la gestión de todas las actividades que se realizan en la playa y la piscina para identificar, analizar y evaluar cualquier riesgo de transmisión, así como las medidas de organización del trabajo, para minimizar riesgos, que ha establecido el municipio en todas sus instalaciones. Igualmente se ha controlado minuciosamente las prácticas de limpieza, desinfección e higiene de las zonas evaluadas, el tratamiento que se hace diariamente de los residuos y la eficacia de las medidas de protección, equipos de protección individual (EPI) y equipos de protección personal (EPP), de los trabajadores que realizan estas funciones.

También se ha determinado la formación e información de las personas involucradas en las tareas de limpieza y mantenimiento sobre los riesgos y la necesidad de prevención en función de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Y sobre todo se ha valorado positivamente el Plan de Contingencia implantado por el Ayuntamiento que garantiza como DESTINO SEGURO nuestra playa y nuestro pueblo.

Desde la apertura de todas las instalaciones municipales se controla diariamente el aforo máximo, las entradas y salidas, el uso obligatorio de mascarillas, la desinfección de manos con dispensadoras de hielo y la limpieza y desinfección de las instalaciones, el control de temperatura o la separación física en atención al público. El primer edil quiso agradecer “a los técnicos encargados de que se han cumplido minuciosamente las medidas preventivas y sobre todo quiero dar las gracias a todos los usuarios tanto de playa y de la piscina por su ejemplar comportamiento en ambos lugares”.

Esta evaluación externa, que ha permitido que el pueblo de Finestrat sea el PRIMER MUNICIPIO en conseguir esta Certificación, se ha llevado a cabo durante el último mes con un control exhaustivo y continuado de todos los protocolos y se actualizará periódicamente siguiendo las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la Organización Mundial de la Salud y de las autoridades sanitarias de nuestro país.