Serán diez las nuevas luminarias que se encienderán al paso de personas y vehículos

Benidorm dispone de un Ecoparque donde los vecinos pueden depositar los escombros

El concejal de Limpieza Viaria, José Ramón González de Zárate, ha anunciado la entrada en funcionamiento de diez farolas solares en la zona de la Huerta que, junto a dos más instaladas por el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, mejorarán la iluminación de los caminos de manera inteligente, puesto que se encienden cuando detectan la presencia de personas o vehículos y, además, permitirán controlar y luchar los vertidos ilegales de escombros.

Desde el Camí de la Lloma, que transcurre entre los términos de las dos localidades de la Marina Baixa, lo que antes era un bosque convertido en uno de los puntos negros de vertidos ilegales de escombros que todavía quedan en Benidorm, González de Zárate ha querido romper una lanza a favor de los vecinos de la Huerta que padecen desde hace años estas prácticas contaminantes que tanto perjudican al ecosistema.

“Es una zona muy apartada –ha señalado el responsable de Limpieza Viaria– entre los dos términos municipales” pero perteneciente a Benidorm.  Aquí se va a actuar contra los vertidos ilegales de escombros mediante “dos acciones inmediatas”. La primera, será la instalación de las diez farolas solares, tal y como anunció en febrero el edil. “Ya tenemos el contrato y las luminarias en acopio municipal”, ha aclarado. La segunda, será la colocación de cámaras de seguridad que controlarán las matrículas de los vehículos que pasen “para que, en caso de que se aboquen escombros, comprobar qué coche los ha lanzado al camino” para tomar las medidas necesarias.

Como complemento a la entrada en servicio de las nuevas luminarias, González de Zárate ha adelantado que a finales de agosto el Ayuntamiento limpiará de escombros la zona para que la entrada en servicio de las farolas y del control de vertidos ilegales.

El edil ha recordado que Benidorm ofrece a la ciudadanía un servicio de Ecoparque situado en los alrededores de Terra Mítica. “Cualquier persona –ha dicho– que realice una pequeña obra, puede ir con sus sacos de escombros y depositarlos allí sin ningún problema”. “No entendemos –ha insistido– cómo en zonas tan bonitas e interesantes para el medio ambiente”, en las que las personas pueden pasear, “vengan hasta aquí estos infractores y nos tiren los escombros”. González de Zárate ha apelado a la colaboración ciudadana para que esos residuos contaminantes acaben sus días en el Ecoparque.

Infracción muy grave

Según la normativa, la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente considera que depositar basuras, residuos o escombros y, en general, toda clase de deshechos, en terrenos no autorizados para tal fin por el Ayuntamiento, es una infracción ‘muy grave’ que puede ser sancionada con una multa entre 150 y 900 euros.