El Ayuntamiento de Altea, a través de la concejalía de Urbanismo, encabezada por Jose Orozco, ha dado a conocer la finalización de dos obras que han tenido que ser ejecutadas subsidiariamente por parte del consistorio con el objeto de mejorar la seguridad de los vecinos y vecinas del municipio.

Ambas actuaciones han corrido por parte del Ayuntamiento, después de haber instado a los propietarios a actuar por su cuenta y no hacerse cargo. La primera de ellas es un cierre de un solar de la Calle La Mar, entre la Pizzeria Brava y La Tomaca Blava, donde se encontraba una edificación que se derribó en 2018 por su situación de ruina. Actualmente no cumplía las condiciones de seguridad, funcionalidad, decoro y contaba con riesgo de proliferación de plagas. El Ayuntamiento ha ejecutado el cierre del solar para garantizar todas las condiciones mencionadas y darle una imagen adecuada del entorno turístico.

Por otra parte, situado en la Partida La Loma, se ha procedido a la reposición del camino público del Txorro Maura para que los vecinos y vecinas de alrededor puedan volver a utilizar. En este caso, el propietario de la parcela adyacente realizó obras sin licencia creando un derrumbamiento de tierra que finalizó con el desprendimiento del camino imposibilitando el tráfico por el mismo y creando muchos inconvenientes a los vecinos. El Ayuntamiento ha podido hacerse cargo de la ejecución vial y dejándolo en mejores condiciones que antes, dándole una buena estabilidad con previsiones de futuro.

Cabe recordar que las obras subsidiarias corren por parte de los propietarios del solar o de los causantes de los daños.