La diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, alerta de que el presidente de Castilla-La Mancha quiere acabar con la llegada de agua a la provincia de Alicante

El grupo popular de la Diputación de Alicante instará al Gobierno Central a defender la permanencia formal del trasvase Tajo-Segura y su plena operatividad, manteniendo las reglas de explotación, según ha explicado la diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna.

Tal como ha manifestado la también vicepresidenta segunda de la institución provincial, esta propuesta se someterá al próximo pleno a través de una moción para evitar la importante reducción de los trasvases efectivos que propone el Ministerio de Transición Ecológica.

         Serna ha añadido que “no es el momento oportuno para este procedimiento pues estamos en plena fase de participación pública de los Esquemas de Temas Importantes para la planificación hidrológica y cualquier revisión debería realizarse una vez se cuente con los nuevos planes hidrológicos y utilizando series representativas que tengan en cuenta las situaciones de sequía sufridas en los últimos años”.

         Asimismo, Serna ha señalado que desde el PP pedirán al Ministerio que los municipios receptores de agua procedente del trasvase Tajo-Segura dispongan de una representación en la Comisión de Explotación del Trasvase, “en las mismas condiciones en que se encuentran representados los municipios ribereños del Alto Tajo”.

 La diputada ha recordado que los recortes propuestos supondrán “un grave perjuicio para todos los sectores económicos de nuestro territorio, desde la agricultura hasta la industria o el turismo, sin olvidar que se pone en peligro también el abastecimiento de muchos municipios”. Además, ha señalado las importantes repercusiones ambientales en la lucha contra la desertificación y el cambio climático.

Actualmente, el 66% de la superficie regable de la provincia de Alicante depende del trasvase Tajo-Segura y un millón de habitantes se abastecen gracias a esta infraestructura.   

La moción manifiesta la defensa del trasvase “como garantía del abastecimiento urbano, las actividades turísticas, la industria y las actividades agrarias, así como garantía del empleo, el desarrollo socioeconómico de nuestra población, la seguridad alimentaria, la lucha frente a la desertificación y el cambio climático”.

Ana Serna también ha instado al Ejecutivo de Pedro Sánchez a que no se “pliegue” ante el Gobierno de Castilla-La Mancha que, según se ha publicado, quiere redactar una ley autonómica para vetar o frenar el trasvase de agua al Segura. 

Serna ha recalcado que las competencias en materia de trasvases son exclusivas del Estado. “Aquí, quien tiene que tomar las decisiones es el Ministerio para la Transición Ecológica y no el presidente de Castilla-La Mancha, el señor García-Page. Su objetivo siempre ha sido el mismo: acabar con el trasvase”, ha alertado la diputada de Ciclo Hídrico y vicepresidenta segunda de la Diputación de Alicante.