El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm ha activado un protocolo de medidas específicas para ayudar a los animales a que soporten las elevadas temperaturas registradas durante estos días. El equipo de veterinarios y cuidadores de este espacio, dedicado a la conservación, han habilitado sistemas de riego por aspersión que simulan la caída de la lluvia y han incorporado helados de fruta fresca en la dieta de las especies que son especialmente sensibles al calor.

Las praderas exteriores de los animales cuentan con sistemas de regadío que permiten humedecer las instalaciones en distintas horas del día, de manera que se refresca de manera constante el ambiente y esto, además de ser beneficioso para los animales, también supone un elemento añadido de enriquecimiento ambiental que supone un juego de entretenimiento para ellos, estimulando su actividad y bienestar, así como su relación con el entorno.

De manera paralela, para combatir el calor se administran helados elaborados con fruta fresca a los rinocerontes, pecaríes, puercoespines, elefantes, monos capuchinos, gibones y siamang de Terra Natura Benidorm. En el caso de los animales carnívoros, como los dholes y los tigres, los helados están preparados con carne de vaca o pollo. Por el contrario, para los herbívoros se utilizan frutas como manzanas, plátanos, naranjas y melón, o verduras como pepinos y pimientos, además de incluir pipas de girasol y maíz.

Los helados también suponen una medida de enriquecimiento ambiental con doble finalidad. Por un lado, este helado refrigerio ayuda a los animales a sobrellevar mejor las elevadas temperaturas de la época estival y, por otro lado, estimula la capacidad lúdica de los animales con el aliciente de la comida antes de poder comérsela. Los cuidadores varían la forma en la que se da este singular aperitivo a los ejemplares para despertar y motivar más su curiosidad hacia este postre veraniego.

Esta actividad se realiza durante todo el verano, aunque en los días más calurosos se intensifica, tanto en las praderas exteriores como el los cobijos interiores. Cada día se aplica este enriquecimiento ambiental a distintas especies con el fin de estimular su curiosidad. En general, todos los animales disfrutan de los helados, pero las especies con mayor inteligencia y sociabilidad son las que más disfrutan de este momento. Entre estas especies, destacan los primates, felinos y elefantes.

El calor produce cambios en el comportamiento de los animales, modificaciones en su conducta que estos días se pueden observar cuando se recorre el complejo. Alguno de estos cambios se pueden apreciar claramente en determinados animales que cambian el espeso pelaje invernal por uno más corto y fresco ante la llegada del calor, en los reptiles de sangre fría que se protegen a la sombra para regular su temperatura, en los elefantes que se refrescan haciendo circular la sangre por las arterias de sus grandes orejas, así como en los rinocerontes que disfrutan de refrescantes baños, en los felinos que pasan las horas más calurosas dormitando para activarse a la caída de la tarde o en las aves que se esfuerzan en ahuecar su plumaje para abanicarse y refrescar su cuerpo.

Enriquecimiento ambiental y bienestar animal

El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm desarrolla de manera constante diversos programas de enriquecimiento con los animales que habitan en sus instalaciones. Estas iniciativas van desde la colocación de especias y rastros olfativos en el caso de los depredadores, hasta la creación de intrincadas estructuras de madera para que jueguen los primates. Los cuidadores buscan permanentemente nuevas formas para sorprender a los animales y de este modo estimulando su curiosidad y e inteligencia, favoreciendo su bienestar.