Se ha realizado la inauguración y puesta en funcionamiento de la “Balsa de La Nucía”, la primera infraestructura dentro del Plan Vertebra de la Diputación de Alicante que cuenta con una inversión total de 900.00 euros. Los terrenos para la construcción de esta nueva balsa de agua han sido cedidos por el Ayuntamiento de La Nucía, una nueva nueva infraestructura de la que se beneficiarán los pueblos consorciados de la Marina Baixa: La Nucía, Polop, Altea, Alfaz, Benidorm, Callosa d´en Sarrià, Villajoyosa  y Finestrat.

En esta inauguración han participado Ana Serna, Diputada Ciclo Hídrico, Antonio Pérez , alcalde de Benidorm, Andrés Molina, alcalde de Callosa d´En Sarrià, Diego Zaragozí , concejal de Ciclo Hídrico de Altea, Bartolomé Selles Llorca, pte. Regantes canal Bajo Algar, Antonio Ivorra pte. Comunidad Regantes La Nucia, Vicente Miguel Cano, pte. Sequia Mare de La Nucia, Jaime Berenguer, dtor. Consorcio Aguas Marina Baixa y Bernabé Cano, alcalde de La Nucía así como concejales y representantes de regantes de los municipios que integran el Consorcio.

Balsa en La Nucía

Esta nueva “Balsa” en La Nucía se encuentra al final del Ramal de la conducción de reutilización que tiene una longitud entre Villajoyosa y La Nucía de unos 25 kilómetros. La Balsa de agua tiene un volumen de 17.000 metros cúbicos y su función es la regulación de las aguas regeneradas del sistema terciario de la EDAR de Benidorm.

Los municipios consorciados han agradecido a la Diputación de Alicante la subvención y también  a La Nucía por la cesión de los terrenos para esta “balsa”. Toda esta obra va a permitir un mayor uso de las aguas regeneradas y una mayor garantía  del sistema terciario de la EDAR de Benidorm. La Balsa de La Nucía está ubicada en la zona de Montahud Finca La Marina.

Las balsas de regulación de caudales se utilizan para poder almacenar aguas de las EDARS y poder adaptarlas para riego, y así poder liberar los recursos de agua dulce para abastecimiento y poder aprovechar las aguas de las EDAR que tienen mucha calidad para riego.  Esta nueva balsa permite aumentar la capacidad de regulación y garantizar la eficiente distribución al sistema de regadío comarcal.

“Es una obra importante y que nos permite desde la Diputación y de todos los ayuntamientos que formamos parte de esta gran comarca, reivindicar. Y para reivindicar primero hay que hacer los deberes y eso es lo que está haciendo la Diputación, los pueblos de la comarca y las comunidades de regantes. Si queremos seguir reivindicando los trasvases hay que seguir esforzarnos e invertir. Y eso es lo que está haciendo la Diputación, haciendo infraestructuras hídricas para tener una red mucho más permeable que permita llevar el agua de una parte de la comarca y eso es lo que nos da derecho a exigir los trasvases. La comarca es la que más cumple en este sentido que más porcentaje de reutilización de agua tiene” comentó Bernabé Cano, alcalde de La Nucía que agradeció también a los regantes “que históricamente se han sacrificado y han cedido sus aguas para regar, para que los municipios hayamos podido seguir creciendo”.