La Guardia Civil ha rescatado, entre las rocas de un acantilado próximo a la Playa Estudiantes de Villajoyosa, a un hombre español de 60 años, desaparecido desde la mañana del lunes. También ha sido necesaria la intervención de Bomberos de Benidorm.

En el día de ayer, una mujer acudió al cuartel de la Guardia Civil de Villajoyosa para denunciar que, cuando se levantó por la mañana, su pareja había desaparecido. En la vivienda quedaron las llaves, el coche y el teléfono móvil, por lo que desconocía a dónde había podido marchar.

La benemérita desplegó entonces un amplio dispositivo formado por numerosas patrullas de la Compañía de la Guardia Civil de Calpe, que buscaron por anexos de la vivienda y los lugares más frecuentados.

Sobre las 10:40 horas de hoy, ha sido finalmente localizado por uno de los agentes participantes en la búsqueda, escondido en el hueco de unas rocas de un acantilado, de muy difícil acceso, situado entre la Playa de los Estudiantes y la Playa del Torres de Villajoyosa.

El hombre se encontraba muy débil, sin apenas movilidad, deshidratado, semi-inconsciente y con quemaduras en la piel, producto de su prolongada exposición al sol.  

Para conseguir extraerlo, ha sido necesaria la intervención de una dotación de rescate de Bomberos de Benidorm, quienes junto a la Guardia Civil lo han trasladado a un lugar seguro, donde pudiera ser atendido por el personal sanitario y ser evacuado en ambulancia (SAMU) al Hospital de la Marina Baja de Villajoyosa, para su examen y evolución.

Al parecer, todo apunta a que este hombre estaba nadando ayer por la mañana por esa zona, un lugar que frecuenta con asiduidad, hasta que una corriente le arrastró y comenzó a sentirse mareado. Cuando por fin pudo salir del agua, buscó un pequeño refugio entre las rocas, donde ha permanecido hasta que ha sido encontrado.