La Diputación de Alicante trasladará al próximo pleno una modificación del Plan de Obras de 2019 destinada a garantizar que los municipios perceptores de subvenciones concedidas por la institución provincial disponen de liquidez suficiente para llevar a cabo las actuaciones comprometidas que estén en proceso de ejecución.

El diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, ha explicado que mañana se estudiará este cambio en la Comisión Informativa de Infraestructuras “con el que se pretende desbloquear la financiación de las 41 obras pendientes del plan del pasado ejercicio”. Además, ha adelantado que con esta medida “se liberarán más de 700.000 euros también para realizar obras de años anteriores a 2019, principalmente de 2018, pero llegan incluso a 2015”.

Gutiérrez ha explicado que “de esta forma adaptamos la administración al ritmo real de los ayuntamientos y nos aseguramos de que reciben financiación tanto las actuaciones que tienen renuncias en Planifica por haber recibido subvenciones en otros ejercicios, al incluirlas en presupuesto ordinario de 2020, como también los compromisos adquiridos por la Diputación de Alicante en diferentes planes de años anteriores”.

El titular de Infraestructuras ha asegurado que “salvamos así los inconvenientes que supone no disponer a fecha de hoy de la autorización del Gobierno central para hacer uso de los remantes de tesorería”. “Esperamos que este bloqueo acabe pronto”, ha concluido.