El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ha concedido al Ayuntamiento de Benidorm una subvención de 520.270,58 euros procedentes de fondos europeos para la instalación de placas fotovoltaicas en “ocho colegios y varias edificios municipales”, según ha informado hoy el alcalde, Toni Pérez. El Ayuntamiento aprobó en pleno participar de esta convocatoria abierta para proyectos de entidades locales que favorecieran el paso a una economía baja en carbono, en el marco del programa operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020.

El alcalde ha explicado que “el IDAE ha resuelto favorablemente el proyecto redactado por los técnicos municipales con el que avanzamos en nuestra estrategia de sostenibilidad y en nuestro compromiso con la Agenda 2030 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en este caso fomentando el ahorro energético, aumentando el uso de energías renovables y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Concretamente, y según los cálculos de los técnicos municipales, “con la instalación de los 1.363 módulos fotovoltaicos previstos en el proyecto vamos a reducir las emisiones de CO2 en más de 375 toneladas anuales”.

Toni Pérez ha detallado que las placas fotovoltaicas se van a instalar en los CEIP Ausiàs March, Bautista Lledó, La Cala, Mestre Gaspar López, Miguel Hérnandez, Sierra Helada, Vasco Núñez de Balboa y Els Tolls; así como en la Escuela Infantil Municipal Les Fontanelles. Además, el proyecto también incluye la implantación de módulos en el Centro Social La Torreta, el Palau d’Esports l’Illa –multiplicando así las existentes- y la Estación de Tratamiento de Aguas Residuales (ETAP). 

El alcalde ha aclarado que “la cuantía de fondos europeos que vamos a recibir supone el 50% del coste total del proyecto, y en base a los términos de la convocatoria, y tal y como ya nos comprometimos en pleno, el Ayuntamiento asumirá el 50% restante”.