El Ayuntamiento de Confrides / L’Abdet, tras mucho trabajo de acondicionamiento y  constatar la mejora de la situación sanitaria con el fin del estado de alarma, abrirá las puertas de su piscina municipal mañana miércoles día 1 de julio con rigurosas medidas sanitarias en prevención de la Covid-19.

El Alcalde Rubén Picó ha supervisado todos los procedimientos de adaptación, y afirma que “hemos trabajado mucho en la adaptación de la piscina municipal para su reapertura. Todos los usuarios pueden estar tranquilos ya que nuestra piscina municipal  será todo un referente, tanto en medidas organizativas como preventivas”. 

Las instalaciones estarán disponibles para el baño durante los meses de julio y agosto, y se han adaptado a la normativa sanitaria. Además se han implementado otras medidas adicionales, es por ello que en todo momento se controlará el aforo. Antes y después del acceso a la piscina se tomará la temperatura a los usuarios con un termómetro láser y se les desinfectará las manos y los pies. Otra de las medidas establecidas ha sido parcelar toda la superficie que ocupa la zona de césped y tierra de la piscina, redirigiendo la circulación en un único sentido y dejando libre una vía para acceder a las parcelas y a la piscina, de manera que cada usuario o núcleo familiar hará uso únicamente del espacio que tenga asignado. También se ha limitado el aforo hasta un máximo de 60 usuarios.  

Ayer el laboratorio LABOQUIM realizó las últimas analíticas previas a la reapertura, “todos los análisis han salido bien. Hemos desarrollado una serie de medidas basadas en la normativa que marca la Generalitat Valenciana y que estarán señalizadas y visibles en todo el recinto para poder disfrutar de este entorno de manera segura”. “Se ha retirado el mobiliario urbano, los aseos permanecerán cerrados y las duchas del recinto serán revisadas de manera constante” afirma Rubén Picó.

La piscina municipal mantiene los precios de otros años: 1’5 euros de entrada general (de 16 años en adelante), y 1,00 euro de 0 a 14 años. El horario de apertura será de 11:00 a 14:00 horas y de 15:00 a 20:00 horas, “con esta pausa al mediodía para poder limpiar y desinfectar a fondo el espacio”, ha manifestado el primer edil. Quienes quieran hacer uso de la piscina también en horario de tarde podrán hacerlo, presentando la entrada adquirida por la mañana.

Rubén Picó hace un llamamiento también a los usuarios de la piscina y apela a la prudencia en el uso de este servicio, “los usuarios de la piscina deberán atender en todo momento las indicaciones del personal responsable, quienes velarán para que se cumplan estas medidas, y respetar las pautas establecidas”.