El Ayuntamiento de Benidorm ha reabierto al tráfico rodado y peatonal la calle Aigües, la primera de La Cala que sigue la estética del Paseo de Poniente y en la que se ha renovado toda la red hidráulica. Una actuación valorada en 443.691,23 euros, costeados íntegramente por la empresa concesionaria del agua (Hidraqua) con cargo al Fondo de Renovación, y que ha permitido mejorar la captación y drenaje de las aguas procedentes de los barrancos cuando se producen episodios de lluvias.

El alcalde, Toni Pérez, ha señalado que “hemos actuado de forma integral en toda la calle, mejorando su estética, servicios y accesibilidad y también toda la infraestructura del subsuelo con miras a proteger, aún más, nuestro principal activo natural: la playa”. Así, “gracias a la obra hecha en el subsuelo, cuando llueva con mucha intensidad podremos captar las primeras aguas que bajan de los barrancos cercanos, que son las que presentan mayor concentración de residuos y suciedad, y derivarlas directamente y de forma efectiva a la red de residuales evitando así que lleguen a la playa”. De esta forma, ha agregado, “llegado el caso, sólo llegarían a la playa las aguas naturales y limpias”.

Toni Pérez ha explicado que la calle Aigües estrena el aspecto estético previsto para todas las calles perpendiculares a Vicente Llorca Alós, con el mismo gres circular del Paseo de Poniente en varias tonalidades de azul y blanco. “La intención es que, de cara a la futura renovación de la avenida Vicente Llorca Alós, todas estas calles vayan adoptando la misma estética del Paseo de Poniente, para dar continuidad al frente litoral”.

Además, “hemos ampliado el tamaño de las aceras para dar mayor protagonismo al peatón y configurado orejetas para hacer la calle totalmente accesible”. También se ha renovado el asfalto y se ha optado por alumbrado público de ‘led’ para reducir el consumo.  

El alcalde ha aclarado que “la acera este está totalmente abierta al tránsito peatonal, mientras que durante unos días la acera oeste de la calle seguirá acotada a la espera de los últimos remates del pavimento y la jardinería”. La jardinería de ese tramo, que previsiblemente estará lista a finales de la próxima semana, corre a cargo de la empresa propietaria de la parcela contigua, en la que se está levantando una torre de apartamentos.