Al igual que las poblaciones vecinas y atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, el Ayuntamiento de Altea ha anunciado la prohibición de celebrar la noche de San Juan en las playas de la localidad. En este sentido, se cerrarán las playas a partir de las 21 horas del día 23 de junio, y no se permitirá el acceso a partir de esa hora. Así lo ha confirmado el concejal de Actividades y Playas, Diego Zaragozí, quien ha explicado que ‘’el Ayuntamiento toma esta decisión por responsabilidad y como medida de seguridad, para evitar aglomeraciones en la costa durante la desescalada de la pandemia causada por el coronavirus y coincidiendo con esta celebración que congrega a cientos de personas’’.

La Policía Local será la encargada de llevar a cabo el dispositivo especial de vigilancia en todas las playas de Altea para impedir acercarse a la costa por la noche y evitar hogueras al borde del mar. El concejal ha añadido que ‘’en estos momentos, hay que cumplir las medidas sanitarias que estiman las autoridades y prevenir cualquier tipo de riesgo que pudiera ocasionar nuevos contagios’’.

Diego Zaragozí ha pedido la colaboración de la ciudadanía y ha apelado a la responsabilidad de los vecinos y vecinas de Altea, ‘’que durante el confinamiento han demostrado su comportamiento ejemplar’’. Y ha recordado que todo el mundo podrá disfrutar de la playa dentro del horario permitido, hasta las 21 horas.