Sigue la polémica suscitada al respecto de las obras del aparcamiento Basseta, con un presupuesto superior a los 200.000 €, pagados íntegramente por parte de la empresa constructora del hotel de gran lujo de Altea Hills, Órbita Solar S.L., empresa adquirida en su día por  Ferri y Baldó.

Este pago, según declaraciones del Portavoz de Compromis, Diego Zaragozí, aparecidas en varios medios de comunicación tres meses después, son una donación ‘’en señal de agradecimiento a la localidad por las facilidades ofrecidas por el Ayuntamiento en las tareas de ampliación de ese hotel, por unanimidad de toda la corporación municipal”

Ante estos hechos, en el último pleno celebrado el 4 de junio, el Grupo PP Altea solicitó que el concejal se retractara de esta afirmación y desmintiera la coparticipación del PP en cualquier negociación o acuerdo relacionado con esta donación, dado que en ninguna comisión, consejo o pleno ha manifestado este extremo.

Jesús Ballester, edil Popular, afirmaba: ”si bien es cierto que un Ayuntamiento puede recibir donaciones, también lo es que éstas no pueden generar situaciones de privilegio o de preferencia para esas empresas en su relación con el Consistorio.  Motivo por el cual las manifestaciones emitidas sobre las “facilidades ofrecidas por el Ayuntamiento” se podrían entender como un supuesto trato de favor y por tanto, constitutivas de delito.

La respuesta tanto del Concejal, como del Alcalde Jaume Llinares se limitó a afirmar que ambos medios de comunicación habían tergiversado las palabras del concejal y que por tanto no cabía desmentido.

Después de contactar con los medios a los que Diego Zaragozí y Jaume Llinares echaron la culpa de tergiversar la noticia, nos han trasladado la nota de prensa con el membrete del Ayuntamiento de Altea donde demuestra que tanto el Alcalde como el Portavoz de Compromis han mentido en el Pleno,  dando a entender que en todo este asunto hay algo que se pretende ocultar.