La concejala de Fiestas, Marta Lloret, ha anunciado la suspensión final de todas las fiestas de barrio que se celebran cada verano en Altea, desde mayo hasta septiembre. ‘’Por orden de celebración, la Santíssima Trinitat, que se celebra en el mes de mayo; Sant Joan y Sant Antoni, en el mes de junio; Sant Pere, Sant Jaume y Santa Anna, en el mes de julio; Sant Roc, Sant Llorenç, Sant Isidre y Sant Lluís, en el mes de agosto y Sant Tomàs, en el mes de septiembre, se aplazan al 2021. Sus respectivas comisiones están de acuerdo y quieren continuar con el fin de disfrutar de sus fiestas más queridas del año próximo’’, informaba Lloret.

La concejala ha recordado que ‘’las Fiestas Mayores en honor al Santíssim Crist del Sagrari y los Moros i Cristians en honor a nuestro patrón Sant Blai fueron suspendidas el pasado 27 de abril de 2020 por motivos de seguridad debido a la pandemia del coronavirus’’. Y añadía que ‘’seguimos esperando que, llegado el momento, podamos celebrar algún acto. Aun así, esperaremos todas las fiestas del 2021 con muchísimas ganas e ilusión’’.

Al respecto de la celebración de las fiestas de invierno, como son Santa Bàrbara y la Puríssima de Altea la Vella, Marta Lloret explicaba que ‘’por ahora no hemos valorado la situación de las fiestas de barrio de invierno, ya que se celebran en el mes de diciembre y, tal vez, la situación haya cambiado y las podamos celebrar en gran parte y disfrutar de una vertiente de nuestra cultura, como son las fiestas’’.

Finalmente, la concejala agradecía ‘’la comprensión de los alteanos y alteanas, festeros y festeras. Este año, sin lugar a dudas, dejará en nosotros un vacío que conseguiremos llenar en 2021 haciendo que nuestras calles estén más llenas, si cabe, de luz, color, música, pólvora y vida’’.