El 28 de mayo de 2002 la Reina Doña Sofía inauguró la nueva sede del Museo Arqueológico de Alicante en un edificio tan singular como las colecciones que guarda: el antiguo hospital provincial. Hoy, 18 años después, el MARQ puede presumir de ser uno de los centros culturales de referencia a nivel internacional, con relevantes reconocimientos y premios de prestigiosos organismos.

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, ha felicitado a todo el equipo del MARQ “por hacer posible en estos años que el museo haya ganado un gran prestigio internacional por su trabajo en muchas importantes colecciones, su labor de investigación, divulgación e integración y por abrir sus puertas para acoger cientos de eventos y encuentros de interés”.

La diputada ha destacado además que “incluso durante la pandemia, el Museo se ha mantenido activo, al servicio de la sociedad. Este año aún nos quedan por vivir muchos buenos momentos, como la exposición los Guerreros de Xi’an que ha causado una gran expectación en todo el mundo”.

En el periodo transcurrido desde 2002, el uso de las nuevas tecnologías ha facilitado en gran medida las herramientas para acercar los vestigios desde la prehistoria hasta la época contemporánea, pasando por la cultura ibérica, la romana y la Edad Media, en un recorrido que cuenta con más de 81.000 piezas expuestas. Además de las salas cronológico culturales permanentes, en las que se muestran los principales fondos arqueológicos de los yacimientos de las comarcas alicantinas, el MARQ ofrece al visitante otros tres espacios temáticos, dedicados a la ciencia de la arqueología de campo, urbana y subacuática.

El museo se ha convertido en el principal enclave cultural de la provincia de Alicante y ha albergado exposiciones internacionales de altísimo nivel con gran acogida de público. De hecho, Doña Sofía, que profesa un gran cariño al museo, lo ha visitado en otras dos ocasiones para inaugurar la exposición ‘La Belleza del Cuerpo’ -que trajo a Alicante en 2009 el Discóbolo de Mirón- y para ver la muestra ‘Ermitage. Tesoros de la Arqueología Rusa en el MARQ’, hace nueve años. 

Con un plan anual de excavaciones propias, el MARQ destaca por su gran labor de investigación, conservación y difusión del patrimonio arqueológico de la provincia. Asimismo, ha desarrollado numerosos programas destinados a promover un uso y disfrute para todos los públicos, haciendo especial incidencia en acciones vinculadas a la accesibilidad. La pauta seguida ha sido la de la colaboración con instituciones y asociaciones de ámbito local, provincial y autonómico de personas con capacidades diferentes y en riesgo de exclusión social. Programas que el museo ha extendido a los parques arqueológicos facilitando y promoviendo el acceso al Tossal de Manises y la Illeta dels Banyets, adaptando los recorridos y disponiendo medios para la mejor comprensión de los vestigios con el fin de suscitar en todos los visitantes, independientemente de sus capacidades, el interés por el pasado y la necesidad de preservar su legado.  

Entre otros galardones, el MARQ obtuvo en 2004 el premio al Mejor Museo de Europa y la revista National Geographic lo incluye en su lista de diez museos de visita imprescindible en España. En septiembre de 2018 fue el primer museo de nuestro país en obtener la Certificación Q de Calidad Turística en la norma UNE 302002.