La Diputación de Alicante invertirá este año un total de 400.000 euros en la reparación, conservación y mejora de caminos de titularidad no provincial. Esta convocatoria, que se aprobó en Junta de Gobierno, está destinada a municipios con población inferior a los 5.000 habitantes.

          El diputado de Carreteras, Alejandro Morant, ha explicado que “este programa de ayudas es muy importante para nuestros ayuntamientos ya que va dirigido a arreglar caminos que, en muchas ocasiones, son fundamentales para el tránsito diario de los vecinos de estas localidades o para el acceso a explotaciones agrícolas”.

          La realización de reparaciones simples y bacheos, el desbroce y limpieza de vías o la apertura de caminos cortados o intransitables como consecuencia de arrastres, desprendimientos o erosiones –normalmente debido a las lluvias- son algunas de las actuaciones que se llevarán a cabo gracias a este paquete inversor.

          A efectos de la convocatoria, se entenderá que son caminos subvencionables los de titularidad municipal no clasificados como carretera o casco urbano que, iniciándose en una carretera o en un núcleo urbano, terminen sin discontinuidad en otra vía de comunicación o núcleo urbano y tengan un trazado continuo con un punto kilométrico inicial y un punto kilométrico final.

A través de este plan de ayudas, la Diputación de Alicante atendió en 2019 un total de 113 solicitudes presentadas por 67 municipios de la provincia.