El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi intensifica durante todo el fin de semana, los controles de vigilancia en las salidas y entradas del municipio, principalmente en los accesos a la playa de l’Albir, al ser este viernes festivo y existir la posibilidad de que aumenten los desplazamientos, y la llegada de visitantes a sus segundas residencias para pasar el puente.

Si bien es cierto ha comenzado la desescalada con los paseos tutelados de menores de 14 años, y se va a poder salir a hacer deporte el próximo 2 de mayo, “seguimos en estado de alarma y no ha terminado el confinamiento”, manifiesta el concejal de Seguridad Ciudadana de l’Alfàs, Toni Such, “lo que nos obliga a estar más pendientes del cumplimiento de la normativa,  por lo que se va a extremar la vigilancia de los desplazamientos por carretera, las salidas de los menores acompañados por un adulto y que se mantenga la distancia de seguridad sanitaria aconsejada”. En relación a la salida de los deportistas a partir del sábado, “estaremos muy atentos a los que se acuerde y publique por el Gobierno”. Tareas que serán reforzadas por la agrupación de voluntarios de Protección Civil, que se encargarán de informar de la normativa en todo el término municipal, para evitar aglomeraciones de personas.

Toni Such ha hecho hincapié en los controles de vigilancia en los accesos y salida del municipio que hoy han comenzado, movilizando a cinco patrullas de la Policía Local, apoyadas por efectivos de la Guardia Civil, con la finalidad de mantener las medidas de seguridad, y dar cumplimiento estricto con el estado de alarma y las directrices en los permisos de movilidad, que está autorizando progresivamente el Gobierno de España.

Algunas personas pueden pensar que ha terminado el confinamiento, al haberse autorizado medidas como los paseos de menores una hora al día, siempre tutelados por un mayor, o la posibilidad de hacer deporte a partir del sábado que viene, una nueva salida aún por regular desde el Gobierno, cosa que hará a lo largo del dia. En cualquier caso, el concejal de Seguridad de l’Alfàs ha querido incidir en que seguimos en estado de alarma, y por lo tanto se mantiene el confinamiento.

Toni Such agradece la respuesta cívica de la mayoría de los alfasinos, un comportamiento ejemplar mantenido desde que se decretase el actual estado de alarma, aunque desde el inicio se han levantado 135 actas por incumplimiento reiterado de la normativa, una minoría insolidaria apunta el concejal de Seguridad Ciudadana.

“Debemos hacer un esfuerzo más, la disminución de la movilidad en nuestras vías públicas es una manera eficaz y solidaria de reducir al COVID-19, y debemos actuar pensando en nuestros mayores, las personas más vulnerables, y en los profesionales, como son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad Local y del Estado, a quienes quiero reiterar todo el agradecimiento por la extraordinaria labor que están acometiendo”. La respuesta social debe estar a la altura de las circunstancias, apostilla Such, para terminar unidos cuanto antes con esta situación.