El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha asegurado hoy que la reactivación del turismo pasa necesariamente por “garantizar la seguridad sanitaria”, ya que “la marca España debe evitar a cualquier costa contagios vinculados a la actividad turística porque esta circunstancia sería un revés brutal para su prestigio y reputación”. Por ello, ha agregado que “hasta que no desaparezca la amenaza del COVID-19, la seguridad sanitaria debe ser el principio que rija cualquier decisión pública o privada” vinculada al turismo “por encima de otros criterios, incluido el económico”.

Toni Pérez ha hecho estas declaraciones hoy durante el encuentro virtual ADEA CONECTA, organizado por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón, centrado en ‘Turismo y COVID-19” y que ha moderado el presidente de esta entidad, Salvador Arenere. Un encuentro en el que también ha participado el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, integrante de la Asociación de Municipios Turísticos de Sol y Playas (AMT) que en estos momentos preside Toni Pérez; en el que también ha intervenido la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué.

Tras insistir en que “si no podemos ofrecer seguridad sanitaria no estaremos preparados para ningún tipo de movilidad”, el alcalde de Benidorm ha subrayado en que “es indispensable que España recupere su liderazgo en dos materias en las que es referente mundial: el turismo y la sanidad”.  

Esa recuperación del turismo ligada a la seguridad sanitaria supondría, a más a más, una oportunidad para “reforzar el valor sanitario” de los destinos españoles frente a países competidores.

Para avanzar en estos objetivos en esta coyuntura de pandemia, el alcalde se ha referido a la propuesta para la creación e implantación de un Sistema Especial de Protección del Sector Turístico “basado en siete medidas” y que desde la AMT ya se ha trasladado a la ministra del ramo, Reyes Maroto. Una propuesta que persigue “evitar la destrucción de este tejido empresarial, laboral y de desarrollo social que es el turismo antes de hablar de reconstrucción”, y que además de medidas de protección sanitaria incluye otras de carácter económico y fiscal como “la ampliación en hasta 12 meses de los ERTEs por fuerza mayor con una bonificación de las cuotas de la Seguridad Social”, “una protección reforzada para los trabajadores fijos-discontinuos que debe alcanzar el 100% de la cuota empresarial” y “incentivos fiscales para que las empresas del sector puedan mantener los millones de empleos que generan”.

En este punto, ha remarcado que el turismo “fue locomotora y tractor en la última gran crisis económica”, hasta el punto que “tiró del resto de industrias y sectores”. Asimismo, ha añadido que “el turismo genera 3 millones de empleos” a nivel estatal y su aportación al PIB supera al porcentaje que presentan otros sectores como “la automoción y la construcción”. Además, a diferencia de otras, el turismo es “una industria que no se mueve del territorio”.

El alcalde ha recordado que “el sector de Benidorm, y especialmente su patronal hotelera Hosbec, se anticipó a las medidas de protección del turista cerrando sus establecimientos el 18 de marzo, con más de una semana de antelación al calendario propuesto por el Gobierno de España para el cese de la actividad”.

Ante la falta actual de una vacuna que permita erradicar la pandemia, Toni Pérez reclamado “protocolos” que permitan avanzar en “esa seguridad sanitaria”; al tiempo que ha hecho hincapié en que “Benidorm ya está trabajando a través de su proyecto piloto Patti Recovery en luchar y dar certezas” frente al COVID-19 realizando test masivos -700 hasta la fecha en una primera fase- que permitan determinar la incidencia del virus en la ciudad.

Tal y como ha señalado el alcalde, y corroborado su homólogo de Torremolinos, la seguridad sanitaria es clave para “recuperar la capacidad de movilidad” que marcará los flujos de visitantes tanto en el marco nacional como en el internacional. Sobre el turismo internacional, Toni Pérez ha indicado que en estos momentos existe incertidumbre sobre cómo pueden desarrollarse los mercados extranjeros ya que “hay algunos países grandes emisores de turistas hacia nuestros destinos que van por detrás nuestra en esta pandemia y habrá que ver cuándo salen de ella” y cuáles serán “su capacidad económica” y su “ánimo” una vez superada. 

Por último, tanto Toni Pérez como José Ortiz han reclamado nuevamente que se permita a las administraciones locales disponer libremente “del superávit y los remanentes obtenidos en los últimos años” para contribuir “a paliar el desastre social que deja esta crisis, atendiendo con ayudas a nuestros vecinos y vecinas”.