El Ayuntamiento de Benidorm actúa en el talud de Tossal para garantizar la seguridad de las viviendas que hay debajo y evitar más desprendimientos. Esta es una gran roca situada prácticamente sobre el mar y que ya ha sufrido alguna caída anteriormente.

Desde hace unas semanas, la empresa encargada del proyecto están trabajando y ya se han realizado las medidas «más urgentes», como ha confirmado la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles.

Los trabajos ascienden a 270.000 euros y se centran en concreto en la estabilización de los taludes de la vertiente noreste del Tossal de La Cala, la que recae sobre la calle Luarca, donde existe un grupo de viviendas.

La empresa especializada está realizando las actuaciones en una ladera con un desnivel de hasta 48 metros, por lo que trabajan descolgados por la misma