Desde las 8:00 horas de la mañana el primer tramo del demandado Vial J se ha abierto al tráfico rodado. Una infraestructura considerada esencial en el viario calpino. Este vial pasará a denominarse avenida Felipe VI y permitirá descongestionar el tráfico del casco urbano, desplazando el tráfico rodado de la zona de playas hacia la carretera nacional sin pasar por las avenidas Ejércitos Españoles y Diputación.

La alcaldesa Ana Sala ha señalado que “estas obras son esenciales para conectar la zona escolar y deportiva y evitará los colapsos que se producen en verano y mejorar la vida de todos los calpinos, Calp será un municipio más abierto, ya no será necesario entrar en el casco urbano para acceder a playas y urbanizaciones«.

Las obras de ejecución del tramo 1 del vial J (Rotonda de la Avenida de la Generalitat-Partida Gargasindi) se iniciaron el año pasado. La actuación asciende a 1.015.944,39 € de los cuales la Diputación Provincial ha aportado el 75%, lo que equivale a 761.958,29 € y el Ayuntamiento el 25% que se cifra en 253.986,10 €.

Este vial se completa por fases. El pasado año se abrió un nuevo puente sobre el barranco del Pou Roig, que conecta la zona deportiva con la avenida Rumanía, y este año se llevarán a cabo las obras del paso sobre el barranco del Pou Roig con la avenida de los Ejércitos Españoles y con la avenida de la Vall de Laguart. Esta infraestructura no forma parte del vial J pero es esencial para completar el vial.

La infraestructura se completará con los tramos VI, desde la avenida Casa Nova a la avenida Rumanía, y el tramo VII, desde la avenida Rumanía a la rotonda de la Calle La Niña. Ambos se encuentran en fase de redacción del proyecto y finalizarán esta misma legislatura.