El gobierno local volverá a elevar al pleno ordinario la solicitud a la Conselleria de Sanidad de una solución a la precariedad del servicio de transporte sanitario en el municipio.

Desde el Ayuntamiento se ha elaborado un informe que incluye  las incidencias registradas -algunas con resultado de muerte– en los partes de la Policía Local que reflejan la situación de vulnerabilidad de  la ciudadanía y visitantes.

Este documento recoge casos concretos en los que la ambulancia, que debe desplazarse desde Denia o  Jávea, ha llegado con más de una hora y media de retraso.

A pesar de los esfuerzos del Ayuntamiento calpino por reforzar el servicio de transporte sanitario, en enero de 2019 el Consell Jurídic Consultiu se pronunció sobre la competencia en esta materia señalando que se atribuye a la Generalitat  Valenciana la competencia exclusiva en la organización, administración y gestión de todas las instituciones sanitarias públicas.

Por tanto, y dado  que el Ayuntamiento no tiene competencia en materia sanitaria, no puede prestar el servicio de transporte sanitario urgente, cuya competencia recae en todo caso en la Consellería de Sanidad.

Aún así, desde el consistorio se mantiene la colaboración con Cruz Roja financiando el servicio  de ambulancia de esta entidad para no dejar al municipio sin un servicio tan necesario pero a pesar de ello, el servicio sigue siendo insuficiente tal y como reflejan las reclamaciones ciudadanas.

La alcaldesa, Ana Sala, ha señalado que “el Ayuntamiento no se resigna ante la inacción de la administración competente».

Ya que a principios de 2019 el Ayuntamiento remitió a Consellería un escrito en el que se daba cuenta de la actual precariedad del servicio de transporte sanitario instando a la Generalitat a ofrecer soluciones, pero aún no ha habido  respuesta por parte de la administración autonómica.